Bacalao con nata

domingo, julio 05, 2015



Existen infinidad de formas de preparar el bacalao en Portugal, pero sin duda el bacalhau com natas es de mis preferidas. Porque es de esas recetas con personalidad, con un sabor que conquista, que te hace viajar al país luso con un solo bocado y es una buena receta de "fondo de recetario" para organizar cenas en casa e impresionar a los amigos.

¿Qué necesito?

500 gr. de bacalao desmigado
1 cebolla
8 aceitunas negras
250 ml. de nata para cocinar
4/5 patatas grandes
aceite de oliva

40 gr. queso para gratinar
sal
pimienta


Para la bechamel:
1 cda. colmada de harina
1 cda. de mantequilla
250 ml. de leche

¿Cómo lo hago?
 
En primer lugar, vamos a preparar elos ingredientes. Cortamos en juliana la cebolla, las aceitunas en rodajas y limpiamos y desmigamos el bacalao previamente desmigado. Por otro lado, pelamos y cortamos en rodajas las patatas. 
  
Freímos las patatas en abundante aceite de oliva a fuego bajo-medio, para que se hagan lentamente y queden blandas, que es la textura que buscamos y no crujientes. Las escurimos en papel de cocina y a continuación disponemos las patatas en una fuente de horno, cubriendo todo el fondo con una capa de patata.

Ahora, vamos a preparar el bacalao con nata propiamente dicho. Lo primero que debemos hacer es preparar una pequeña cantidad de bechamel (menos de un vaso). Como ya sabéis, en un cazo debemos derretir la mantequilla y añadirle la harina, removiendo muy rápido para crear una bolita de masa llamada roux. Le damos unas vueltas un par de minutos para que se cocine la harina y añadimos la leche poco a poco, removiendo sin parar, hasta deshacer nuestra bola de masa y obtener una salsa de la textura deseada. Por último, aderezamos nuestra salsa bechamel con pimienta blanca y nuez moscada. Apartamos del fuego y dejamos reposar.

Calentamos en una sartén grande un chorro generoso de aceite de oliva y cocinamos la cebolla a fuego moderado hasta que quede blandita y translúcida. A continuación, incorporamos las migas de bacalao y cocinamos  a fuego alto apenas unos minutos dándole unas vueltas. Agregamos las rodajas de aceituna negra y removemos otro par de minutos. Ahora, bajamos el fuego e incorporamos nuestra salsa bechamel, removemos, añadimos la nata y removemos. Rectificamos de sal y ponemos pimienta. Retiramos del fuego y colocamos el preparado del bacalao sobre la patata. En último lugar, ponemos queso para gratinar (emmental, gruyère, uno más suave...). Introducimos la bandeja en el horno y cocinamos con fuego superior hasta que el queso se haya derretido completamente. ¡Listo! ¡Solo queda saborearlo!


ALTERNATIVA: Si deseáis cuidar la línea, también podéis remplazar las patatas fritas por rodajas de patata cocida. Y en cuanto al bacalao, podemos suprimir la bechamel y sustituir la nata por una salsa ligera o leche evaporada. El resultado no es el mismo, pero es sorprendentemente bueno.

Quizás también te guste...

0 comentarios

Colaboramos con:

myTaste.es Que Recetas Buscador de Recetas – recetas de cocina y buscador de recetas