Tarte Tatin de melocotón

domingo, julio 19, 2015




La tarte Tatin es una tarta invertida, pues se realiza al revés. La leyenda cuenta que fue inventada por error en el siglo XIX, cuando las hermanas Carolina y Estefanía Tatin se equivocaron en el orden de los ingredientes cuando intentaban preparar una tarza de manzana en un pequeño hotelito en Sologne (Francia). La preparación tradicional suele hacerse con manzana. Nosotros hoy os traemos una receta con fruta de temporada, sabrosos melocotones.



¿Qué necesito?
Para el melocotón confitado:
4 melocotones frescos
50 gr. de azúcar
25 gr. de mantequilla
2 cucharadas de agua
Canela
Pizca de azúcar glas

Para la masa:
150 gr. de harina
100 gr. de mantequilla
1 huevo
Sal
3 cucharadas de agua

¿Cómo lo hago?

Primeramente, vamos a preparar la masa. Se trata de una pasta quebrada, así que vamos a necesitar
que la mantequilla esté en punto pomada. Formamos un volcán con la harina y la sal y colocamos la mantequilla cortada en dados en su centro y mezclamos ambos ingredientes hasta obtener una especie de granulado. Podemos frotar los dos ingredientes entre las palmas de las manos hasta que la mantequilla haya absorbido toda la harina. A continuación, formamos una especie de aro con ese granulado resultante y en su interior colocamos el huevo y un par de cucharadas de agua. Mezclamos todos los ingredientes hasta que liguen, procurando no trabajar mucho la masa para que no se derrita la mantequilla. Cubrimos con un film la masa y la dejamos reposar (opcionalmente en la nevera) mientras preparamos el resto de ingredientes.
Ahora pelamos y deshuesamos los melocotones. Podemos preparar medias circunferencias o cortarlo en gajos, como he hecho yo. En una sartén, a fuego suave (muy importante), fundimos el azúcar con dos cucharadas de agua. Una vez que adquiera un color transparente y se haya derretido completamente, subimos el fuego hasta llevarlo a ebullición. Rápidamente, sin perder un instante –para que no se nos queme-, incorporamos la mantequilla en dados. Una vez que se derrita, introducimos en la sartén los gajos de melocotón y bajamos el fuego. Confitaremos el melocotón unos diez minutos.
Mientras, untamos de mantequilla nuestro molde y lo espolvoreamos con azúcar glas. Estiramos la masa y cortamos un círculo de la circunferencia de nuestro molde de unos 4mm de espesor.
Con ayuda de dos cucharas o unas pinzas, disponemos los gajos de melocotón confitados en el fondo del molde. Espolvoreamos con canela. Y,
por último, colocamos nuestro círculo de masa encima, intentando introducir hacia el interior los bordes de la masa con ayuda de una cuchara. Realizamos unos cortes con un cuchillo en la masa y lo horneamos durante 30 minutos en nuestro horno precalentado a 180ªC. Cuando la masa esté un poco dorada, lo retiramos, lo dejamos enfriar y lo desmoldamos dándole la vuelta.
Recomendamos comer esta tarta templada. Para los más golosos, podéis acompañarla de una bola de helado o un poco de nata montada. ¡Esperamos que os guste!




Quizás también te guste...

0 comentarios

Colaboramos con:

myTaste.es Que Recetas Buscador de Recetas – recetas de cocina y buscador de recetas