Pizza alle melanzane

domingo, octubre 18, 2015


¡Que levante la mano al que no le guste la pizza! ¿Nadie?
Ya me parecía a mí y es que es un plato para grandes y pequeños, para góticos y hipsters, vamos, para todos los públicos.
En la receta de hoy hemos preparado una pizza con berenjenas, una verdura típicamente mediterránea que se puede preparar de muchas formas diferentes y que le da siempre a los platos un toque especial. Si las berenjenas no os van mucho no pasa nada porque, como veremos también cómo hacer la masa, en casa podéis prepararla con los ingredientes que más os gusten.

¿Qué necesito? (Para una pizza del tamaño de una bandeja de horno)

1 lata pequeña de tomate triturado
1/2 cebolla pequeña
1 berenjena grande o 2 pequeñas
1/2 vaso de aceite de oliva 
2 dientes de ajo
1 bola de mozzarella
Queso en lonchas
Orégano
Sal

¿Cómo lo hago?

Primero hacemos la masa. Aquí tenéis la receta.

Mientras la masa leveda, lavamos y cortamos la berenjena y ponemos las rodajas (de medio centímetro de grosor) encima de papel de cocina con un poco de sal durante 15 minutos para que pierda la acidez. Después de este tiempo les damos la vuelta y repetimos la operación. Preparamos también medio vaso de aceite con los dos dientes de ajo muy picaditos, que servirá para aderezar la berenjena.

Por otro lado, ponemos en un cazo un chorrito de aceite y sofreímos la cebolla picada. Añadimos el tomate, la sal y el orégano y, cuando empiece a hervir, bajamos el fuego al mínimo y dejamos que la salsa se haga durante 30-40 minutos. Si veis que os queda muy seca, le podéis añadir un poco de agua. Por último, batiremos la salsa antes de colocarla en la pizza.

Cuando la berenjena esté lista, ponemos una sartén al fuego o encendemos la plancha y colocamos un par de rodajas en ella. Con la ayuda de un pincel de cocina, extendemos el aceite con ajo por toda la superficie de la berenjena y las hacemos hasta que estén un poquito doradas.


Ahora que ya tenemos todos los ingredientes listos y la masa ha doblado el volumen, vamos a montar la pizza.

Precalentamos el horno a máxima temperatura. ¿Por qué tan alto? os preguntaréis. Pues porque queremos imitar el calor de los hornos de las pizzerías para que la pizza esté lista en 15 minutos más o menos.

Colocamos la bola de masa en la bandeja del horno y la estiramos con nuestras manos hasta que cubra toda la superficie.

Después extendemos la salsa de tomate por encima, cortamos la bola de mozzarella en pequeños trozos y los los ponemos sobre la salsa y cubrimos todo con las lonchas de queso. Por último colocamos las rodajas de berenjena encima del queso y metemos en el horno durante un cuarto de hora más o menos.


Y ¡a disfrutar!


Quizás también te guste...

0 comentarios

Colaboramos con:

myTaste.es Que Recetas Buscador de Recetas – recetas de cocina y buscador de recetas