Helado de stracciatella de speculoos (con y sin heladera)

martes, junio 21, 2016

Helado de stracciatella de speculoos (con y sin heladera.)


Hacer helado en casa es realmente fácil pero siempre nos entra la pereza y al final tiramos del comercial. En realidad no es muy trabajoso, y si tienes heladera ya ni os cuento. Así que nosotras, que somos amantes de los dulces y el helado no es una excepción, desde que nos hicimos con una heladera no paramos. Además es bueno para nuestra vena creativa ya que siempre estamos pensando en combinaciones nuevas. Esperamos que esta stracciatella os guste tanto como a nosotros que, desde que la probamos, se ha convertido en un básico del verano.

¿Qué necesito?

250 grs. de nata para montar
200 grs. de leche
200 grs. de crema de speculoos
2 cucharadas de miel
100 grs. de escamas de chocolate

¿Cómo lo hago?

Recordad que si vais a usar una heladera, tenéis que meter la cubeta en el congelador el día anterior (mínimo 12 horas antes).

Primero, con ayuda de la batidora, mezclamos la crema de speculoos, la leche y la miel hasta tener una crema homogénea.



Por otro lado, en un bol, montamos la nata. Cuando esté lista, vamos añadiendo poco a poco la crema que habíamos hecho mezclando con movimientos envolventes para no bajar la nata.


Ahora solo queda sacar la cubeta del congelador, meter en ella la crema que hemos preparado y poner en funcionamiento la heladera. La dejaremos una media hora y a los 25 minutos, introducimos las escamas de chocolate por la boca de la máquina. 
A este momento se le llama el mantecado y, básicamente, es enfriar y remover la crema hasta que tenga la consistencia adecuada.
Pasados los 30 minutos, metemos el helado en un tupper o recipiente metálico y al congelador.

Si no tenemos heladera, hacemos la crema y la metemos en el congelador durante una hora (preferentemente en un recipiente metálico). Pasada esta hora, la sacamos del congelador y batimos con alegría para romper todo el hielo que se habrá empezado a formar por los bordes. Volvemos a introducir en el congelador y cada media hora la sacamos, revolvemos bien y la volvemos a meter. Esto durante unas tres horas. La última vez que removamos, añadimos las escamas de chocolate.


Antes de comérnoslo, y aunque sea difícil, lo mejor es dejarlo reposar en el congelador unas horitas.


Quizás también te guste...

0 comentarios

Colaboramos con:

myTaste.es Que Recetas Buscador de Recetas – recetas de cocina y buscador de recetas