Suspiros

martes, septiembre 20, 2016

Suspiros


El verano llega a su fin y con ello se acerca el momento de poder volver a encender el horno. ¡Qué ganas teníamos ya de hornear! Aunque tampoco hemos arrinconado todavía la heladera, no os vayáis a creer. 
Esta semana os traemos un dulce sencillo y humilde pero coqueto. Quizás no sea el sumun de los postres pero es perfecto para aprovechar esas claras que te sobran cuando preparas postres a base de yemas y también para decorar mesas dulces, tan de moda en todo tipo de eventos BBC (bodas, bautizos y comuniones).

¿Qué necesito?
100 gr de claras de huevo
80 gr de azúcar glas
gotas de limón
pizca de sal
cacao en polvo

¿Cómo lo hago?


Para hacer suspiros lo único que tenemos que preparar es merengue y, más específicamente, un merengue francés que es el clásico de toda la vida. 

Para ello, colocamos en el vaso de la batidora las claras de huevo junto con unas gotas de limón y una pizca de sal y batimos con las varillas a velocidad media. Incorporamos poco a poco el azúcar glas hasta que el merengue tome una consistencia firme y brillante.


Si queremos darle un pequeño toque de color basta con utilizar colorante alimentario en gel o también podéis aromatizarlos con algún sabor al gusto: limón, café o, como hemos hecho nosotras, cacao en polvo. Disponemos el merengue en la manga pastelera con boquilla de estrella y hacemos los suspiros directamente sobre la bandeja del horno recubierta con papel sulfurado.



Tan solo queda hornearlo a 100º C durante una hora aproximadamente. Transcurrido el tiempo de cocción, esperamos a que se enfríen antes de retirarlos de la bandeja. ¡Y listo! Así de sencillo resulta preparar estos pequeños dulces.



Quizás también te guste...

2 comentarios

Colaboramos con:

myTaste.es Que Recetas Buscador de Recetas – recetas de cocina y buscador de recetas