Huevos benedictine

viernes, abril 21, 2017

Huevos benedictine.


Este plato se ha puesto muy de moda últimamente y es el rey de los brunch. A mí, que no soy nada moderna, me encanta para cenar y lo preparo bastante a menudo porque es una de esas cosas que siempre me apetece. A la receta tradicional normalmente le añado queso porque, en mi humilde opinión, hay pocas cosas en la vida que no mejoren si les ponemos queso fundido, ¿no creéis? 😉

¿Qué necesito?

4 lonchas de bacon
2 lonchas de queso gouda (opcional)
2 huevos
2 rodajas de pan

Para la salsa holandesa:
2 yemas de huevo
100 gr de mantequilla
1 cucharada de zumo de limón
Sal

¿Cómo lo hago?

Primero preparamos la salsa holandesa y para ello tenemos que fundir la mantequilla en un cazo. Sin moverla mucho retiramos la espuma que se forma en la parte superior. Reservamos.
En el vaso de la batidora, colocamos las yemas de huevo y las batimos, cuando se empiecen a montar,  añadimos poco a poco la mantequilla con cuidado de que no caiga en el vaso el suero que se quedará en el fondo del cazo. Sin dejar de batir echamos el zumo de limón y la sal.
El resultado debe ser una crema fina.


Ahora vamos a preparar los huevos poché o escalfados. Ponemos al fuego una tartera con agua hasta la mitad más o menos. Cuando el agua empiece a hervir, bajamos el fuego para conseguir un hervor suave. Colocamos los huevos en los moldes y los ponemos en la tartera con cuidado. 


Tapamos y dejamos que se cuezan durante 4 minutos (el tiempo es muy importante porque si os pasáis la yema ya no quedará líquida y serán unos simples huevos cocidos). 
Mientras se cuecen los huevos vamos a montar las tostadas. Cortamos dos rodajas de pan y las tostamos. Cuando estén listas colocamos las lonchas de queso encima y después el bacon frito.


En cuanto hayan pasado los 4 minutos, retiramos los huevos de la tartera y desmoldamos inmediatamente y ya directamente encima del bacon con ayuda de una cuchara. 
Por último regamos la tostada con la salsa holandesa.


¿Qué más necesito saber?

Los moldes que veis en la foto se pueden comprar por internet y no son nada caros pero si no es un utensilio que vayáis a usar mucho o no queréis más trastos en la cocina, siempre podéis preparar los huevos de una forma más rústica pero con un resultado igualmente bueno. Para ello solo tenéis que cubrir el interior de un cuenco con papel film, cascáis el huevo encima y hacéis un saquito con el papel intentado que no os quede nada de aire dentro. Lo cerráis con un estambre o cordón y lo ponéis en el agua hirviendo. Cuando los saquéis, colocadlos directamente en un cuenco con agua fría o hielo para parar la cocción. Después solo tenéis que abrir el saquito y colocar el huevo en la tostada.


Quizás también te guste...

0 comentarios

Colaboramos con:

myTaste.es Que Recetas Buscador de Recetas – recetas de cocina y buscador de recetas