Helado de chocolate negro

viernes, mayo 26, 2017

Helado de chocolate negro.


Como buena chocoadicta que soy, creo que no hay un dulce que me guste más que el helado de chocolate, y si es negro mejor. Combinado con otros sabores o solo, es difícil parar cuando tomas el primer bocado porque parece que la vida nos sonríe más y que todo es mejor (ya he empezado a desvariar). 
Si a vosotros también os vuelve locos, no perdáis un minuto más. Remangaos y preparad este heladito perfecto para los calores tropicales que tenemos estos días.

¿Qué necesito? (para medio litro de helado)

2 yemas de huevo
150 gr de chocolate negro al 70%
200 gr de leche
200 gr de nata para montar
2 cucharadas de miel
75 gr de azúcar blanco
Vainilla (opcional)

¿Cómo lo hago?

Ponemos en un bol grande las yemas de huevo y el azúcar. Batimos bien con ayuda de una batidora de varillas hasta conseguir una textura espumosa. Reservamos.
Por otro lado, en un cazo grande vertemos la leche, la nata, la miel y la vainilla. Lo ponemos a fuego medio y revolvemos para que todos los ingredientes se mezclen bien y la miel se disuelva. Cuando levante hervor lo retiramos del fuego. 
Añadimos poco a poco y sin dejar de batir, la mezcla de la leche y la nata a los huevos. La masa resultante la volvemos a poner en el cazo. Dejamos que esta mezcla espese a fuego bajo y revolviendo todo el tiempo durante unos 4 minutos. Estará lista cuando pasemos un dedo por el dorso de la cuchara y se quede la marca. Retiramos del fuego.


En ese momento añadimos el chocolate, que habremos troceado previamente. Como es bastante puro, se disolverá rápidamente. Una vez disuelto y bien mezclado con la masa, ya tenemos la masa del helado lista.


Ahora debemos enfriarla. Podemos dejar que enfríe de forma natural (tardará unas 4 horas) o podemos acelerar el proceso poniendo el cazo al baño maría frío, es decir colocándolo en un bol grande con agua helada (así necesitaremos más o menos una hora).
Cuando nuestra masa esté completamente fría, la ponemos en la cubeta de la heladera y, siguiendo las  instrucciones del fabricante por lo que respecta al tiempo, dejamos que este electrodoméstico haga su magia.
Cuando el helado tenga ya la textura propia, lo ponemos en un recipiente apto para el congelador, lo tapamos y dejamos que se congele durante unas 5 o 6 horas (mejor toda la noche). 


¿Qué más necesito saber?


  • Yo normalmente uso miel pero en muchas recetas veréis que usan azúcar invertido. El resultado es el mismo con la diferencia de que la miel es más sana. Eso sí, aseguraos de que la miel sea clara y, a ser posible, que no sea de muy buena calidad. Parece absurdo pero si usáis una buena miel de sabor fuerte, el helado sabrá a miel y nosotros queremos que sepa a chocolate.
  • La receta está hecha con heladera pero si no tenéis esta máquina, no pasa nada. El proceso es un poco más largo pero el resultado será igualmente bueno. Solo tenéis que poner la mezcla fría y tapada en el congelador y cada 30 minutos durante unas 4 horas, sacarla y revolver muy bien hasta que el helado tenga consistencia cremosa. Este proceso, que es lo que hace la heladera en mucho menos tiempo, se llama mantecar y se hace para que no se hiele.

Quizás también te guste...

0 comentarios

Colaboramos con:

myTaste.es Que Recetas Buscador de Recetas – recetas de cocina y buscador de recetas